Seitan a la Wellington

Esta receta la descubrí en el Restaurante Vegano Landare de San Sebastián, el cual recomiendo al 100%. Tal y como me contó la persona que me atendió, parece ser una receta hecha con solomillo, por lo tanto, esta es una versión veganizada de una receta tradicional. Es un plato que me encantó y decidí poner en practica en casa. Y ahora, con los alumnos del taller de cocina. =)

ImageFoto realizada en el Taller de Cocina y Repostería vegana de Etxebarri. Plato elaborado por los alumnos. He de decir que la foto no hace justicia al plato. Intentaré mejorarlas en en las próximas clases.

Ingredientes:

-8 filetes de seitan

-2 láminas de hojaldres sin lácteos

-250gr de champiñones

– 3 cebollas grandes

-1 diente de ajo

-perejil

-Aceite

Elaboración:

Pelamos y cortamos las cebollas en láminas. Ponemos en una sartén un buen chorro de aceite, cuando esté caliente echamos la cebolla y la dejamos que se poche a fuego lento. Mientras se pocha la cebolla, cortamos los champiñones en láminas . Echamos un chorrito de aceite en una sartén y hacemos los champiñones hasta que estén dorados por ambos lados y los dejamos en un plato para que se enfríen.

Pasamos también por la sartén vuelta y vuelta los filetes de seitán para que se doren un poco, después lo reservamos mientras termina la cebolla. Cuando ya tengamos todos los ingredientes hechos, precalentamos el horno a 200º.

Ponemos papel de hornear sobre el molde que vayamos a utilizar y sobre él colocamos una lámina de hojaldre extendida. Rellenamos el fondo con los champiñones . Dejamos unos cuantos para la salsa de acompañamiento. Sobre ellos colocamos los filetes de seitán, de manera ordenada creando otra capa. Sobre el seitán añadimos otra capa de cebolla pochada. Finalmente cerramos el paquete de hojaldre, colocando la otra lámina, uniendo con cuidado los bordes. Le untamos un poco de aceite por todo el hojaldre para que se dore y lo metemos al horno a 180º durante 15 minutos aproximadamente (o hasta que el hojaldre este doradito).

Para la salsa, batimos los champiñones sobrantes con un poquito de ajo y perejill. Añadimos un poco de agua a la mezcla y calentamos en la sarten hasta que coja consistencia. Servimos un pedazo o dos de hojaldre por plato acompañado por la salsa.

Advertisements